Envío Gratis en compras mayores a $25.000 en CABA, GBA y resto del país para compras mayores a $40.000
Hasta 3 cuotas sin interés

Mi Carrito

Subtotal
$0,00
Impuestos y envíos calculados en checkout
Medicina

La sorprendente relación entre la microbiota y las enfermedades autoinmunes

Nuestro cuerpo es un ecosistema complejo compuesto por miles de millones de microorganismos, conocidos como microbiota, que habitan en nuestro tracto gastrointestinal. Estos microorganismos desempeñan un papel esencial en la regulación de nuestra salud y bienestar. En una conferencia reciente presentada por el biólogo molecular Fernando Peláez, se revelaron algunas de las sorprendentes implicaciones de la microbiota en relación con diversas enfermedades, incluyendo el párkinson y las enfermedades autoinmunes.

El microbioma humano: nuestro ecosistema interno

Fernando Peláez, quien es investigador y director del Programa de Biotecnología del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), abordó el tema del microbioma humano en una conferencia organizada por la Cátedra Fundación Quaes-Universitat Pompeu Fabra (UPF). Su presentación, titulada "El microbioma humano: nuestro organismo como ecosistema", arrojó luz sobre cómo los microorganismos de nuestro cuerpo impactan en nuestra salud.

Microbiota y enfermedades autoinmunes

Una de las revelaciones más intrigantes de la conferencia fue la relación entre la microbiota y las enfermedades autoinmunes. Según Peláez, existe una conexión directa entre la perturbación de la microbiota y enfermedades autoinmunes como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa y la esclerosis múltiple. Estas condiciones, que involucran un sistema inmunológico que ataca erróneamente al propio cuerpo, pueden estar influenciadas por el desequilibrio de la microbiota.

El vínculo entre la microbiota y el párkinson

Uno de los hallazgos más destacados fue la relación entre la microbiota y el párkinson. Peláez señaló que hay evidencia de que la disbiosis, un desequilibrio en la composición de la microbiota, puede ser un factor crítico en esta enfermedad. La disfunción intestinal es común en pacientes con párkinson, y se plantea la posibilidad de que los problemas comiencen en el sistema nervioso entérico, que regula la función intestinal.

Colonización microbiana en tumores

Otro aspecto intrigante es la colonización de tumores por parte de bacterias y hongos. Aunque aún no se comprende completamente, se ha observado que los pacientes que sobreviven más tiempo a ciertas patologías, tienen una microbiota diferente. Esto sugiere que la microbiota podría desempeñar un papel en la respuesta del cuerpo a las enfermedades y la eficacia de los tratamientos.

La microbiota y el comportamiento

La conferencia también exploró cómo la microbiota podría influir en el comportamiento humano. Se han encontrado evidencias de que los microorganismos en el intestino pueden producir niveles elevados de dopamina, un neurotransmisor que afecta la motivación para hacer ejercicio. Esto sugiere que nuestra microbiota podría influir en nuestra disposición para mantener un estilo de vida activo.

La evolución de la microbiota

Finalmente, Peláez destacó cómo la microbiota evoluciona con la edad y se ve influenciada por diversos factores, especialmente la dieta. La alimentación juega un papel fundamental en la composición de la microbiota, y esto, a su vez, tiene un impacto directo en el desarrollo infantil y el crecimiento de niños y adultos.

La conferencia de Fernando Peláez reveló la asombrosa influencia de la microbiota en la salud humana. Desde enfermedades autoinmunes hasta el párkinson y el comportamiento, la microbiota juega un papel crucial en nuestra salud y bienestar. A medida que continuamos investigando esta compleja relación, es esencial comprender cómo mantener un equilibrio saludable de la microbiota para promover una vida saludable y activa.

Compartir