Envío Gratis en compras mayores a $25.000 en CABA, GBA y resto del país para compras mayores a $40.000
Hasta 3 cuotas sin interés

Mi Carrito

Subtotal
$0,00
Impuestos y envíos calculados en checkout
Medicina

¿Cómo afecta el alcohol a los probióticos?

El consumo excesivo de alcohol brinda consecuencias muy severas en el cuerpo y es una de las causas de numerosas muertes en todo el mundo cada año. Esto ocurre ya que el alcohol termina afectando capacidades neuronales y el funcionamiento de diversos órganos como el hígado o el corazón.

La interacción entre el probiótico y el alcohol resulta sumamente negativa, ya que puede empeorar algunos síntomas iniciales como diarrea, meteorismo u otros. A partir de estos síntomas, se recomienda evitar el consumo de alcohol o la mezcla con probióticos.

Otro de los efectos negativos del alcohol es que afecta directamente el equilibrio de la microbiota y, por consecuencia, puede generar un mal funcionamiento del intestino. 

Además, se ha comprobado que el exceso de alcohol en el cuerpo podría alterar también la estructura de la barrera intestinal completa. Aumentando el riesgo de que distintos patógenos alcancen órganos internos y generen daños severos. 

Al inflamarse el colon y afectar el sistema inmune, que es el encargado de controlar la zona intestinal, se desequilibra también la microbiota, haciéndonos más propensos a contraer enfermedades hepáticas graves. 

Por lo general, aquellas personas que sufren alcoholismo no manejan una dieta balanceada ni una alimentación adecuada en sus vidas, por lo que se dificulta la correcta absorción de nutrientes. Motivo por el cual son más permeables a contraer patologías que afectan diferentes órganos del cuerpo. 


¿Es recomendable consumir alcohol si estoy tomando probióticos? 

En la mayoría de los casos, el médico recomendará no consumir ningún tipo de bebida alcohólica cuando estés con un tratamiento de medicamentos de cualquier tipo. Por otro lado, debemos tener en cuenta que los probióticos funcionan como bacterias beneficiosas que ayudan a equilibrar la microbiota y mejorar la salud digestiva. 

Sin embargo, se pueden afectar o beneficiar de acuerdo a la salud digestiva que presente el intestino. Algunos probióticos pueden ser consumidos como suplementos alimenticios o para combatir diferentes situaciones presentes en el organismo, podes ingresar a https://biohelper.com.ar/ y encontrar todos los productos para empezar a complementar de manera sana y segura tu alimentación.


Los probióticos y el tratamiento de enfermedades causadas por el alcohol

El consumo de alcohol de forma excesiva afecta a más de 200 millones de personas alrededor del mundo. Esto provoca una gran cantidad de patologías tales como la cirrosis o la esteatohepatitis, que se generan a causa de severos efectos del alcohol sobre la microbiota intestinal.

Los probióticos han demostrado que pueden influir de forma positiva como complemento para combatir estas enfermedades. Un ejemplo es la cirrosis hepática, la cual puede ser atacada con la mezcla de probióticos que mejoran la respuesta inmune del cuerpo y disminuyen la translocación bacteriana. 

Por otro lado, otros probióticos estimulan la producción de antioxidantes y logran reducir el daño oxidativo en el intestino que causa el consumo del alcohol.

 Algunos estudios experimentales han logrado probar el uso de los probióticos para tratar la adicción al alcohol como enfermedad intestinal y se ha logrado definir un aumento en la diversidad de la microbiota intestinal, lo que podría mejorar el vínculo entre el intestino y el cerebro en personas con alcoholismo. 

El consumo de probióticos principalmente en la dieta, contribuye a un mejor funcionamiento intestinal. Si el consumo de alcohol es moderado y controlado, este tendrá un menor impacto sobre la microbiota del cuerpo.

Compartir