Envío Gratis en compras mayores a $10.000 en CABA, GBA y resto del país para compras mayores a $15.000
¡Ahora podes hacer tus compra en 3 Cuotas sin Interés!

Mi Carrito

Subtotal
$0,00
Impuestos y envíos calculados en checkout
Consejos

Fases del estrés

Por MSc Lavanda, Ivana y MSc Carrazana, Carla

Investigación y Docencia, Fundadoras de Nutrir en Red-

📢 Seguramente en algún momento de tu vida, experimentaste síntomas vinculados al estrés, afectando tu estado de ánimo, comportamiento y/o bienestar.

😵 El estrés es una experiencia emocional incómoda acompañada de cambios bioquímicos, fisiológicos y de comportamiento que ocurren durante situaciones difíciles o exigentes.

🧠 Nuestro cerebro cambia en respuesta al estrés, ya sea este agudo o crónico y, las hormonas del estrés pueden tener efectos protectores o destructivos en nuestro cuerpo.

👁️‍🗨️ Para comenzar a comprender un poco más el proceso de estrés, vamos a identificar tres fases; la anticipación (alarma), el enfrentamiento al estrés (resistencia) y el agotamiento.

1️ La anticipación (Fase 1) o “estado de alerta” aparece por ejemplo cuando hay exceso de trabajo o estudio, o alteramos nuestro ciclo de sueño e incluso se ha observado un aumento más fuerte en los niveles de cortisol al despertar, cuando prevemos más estrés de lo habitual para ese día.

⚠ En ese preciso momento, nuestro cerebro activa el eje hipotálamo-pituitario-suprarrenal (5) enviando de inmediato un mensaje a la glándula pituitaria que inicia una serie de segregación de hormonas para finalmente producir adrenalina. Además, se activa el eje hipotálamo-hipófisis liberando inmediatamente cortisol.  

😟 En esta fase, se acelera el pulso, aumenta la sudoración, el corazón palpita fuertemente, e incluso podremos sentir el estómago contraído y los músculos tensos.

🔎 La presencia de estrés anticipado en situaciones de privación del sueño aumenta la secreción de cortisol, afectando nuestra respuesta inmunitaria. Un reciente ensayo clínico ha evidenciado que el estrés anticipado en trabajadores del turno noche, se asocia con cambios en el sistema nervioso autónomo y síntomas como ansiedad.

🛎️ En estos trabajadores, el consumo de probióticos Lactobacillus acidophilus y Bifidobacterium animalis subsp tras 14 días mostró cambios significativos en la concentración sérica de cortisol (p = 0,01) evidenciando que los probióticos pueden moderar los efectos del estrés anticipatorio.

2️ Cuando el estrés se prolonga, entramos en la segunda fase, denominada resistencia. Aquí nuestro cerebro (hipotálamo y amígdala) desencadenan pensamientos rumiantes o sentimientos angustiantes. Los pensamientos rumiantes afectan nuestras habilidades de resolución de problemas y favorecen el inicio y la persistencia de los síntomas depresivos. Estos pensamientos nos hacen quedar “atrapados” en un sin fin de preguntas generando angustia y estrés sin que exista relajación. Nuestro organismo intenta retornar a su estado normal, manteniendo las hormonas en situación de alerta permanente.

3️ Cuando el estrés se convierte en crónico (Fase de agotamiento), es decir se mantiene durante un período de tiempo, que varía de persona a persona puede ocasionar un impacto negativo en nuestra salud y contribuir a la aparición de trastornos mentales.

⚠️ En esta fase son característicos síntomas de fatiga, ansiedad y depresión, las cuales pueden aparecer por separado o simultáneamente.

🧑‍🔬 La evidencia refiere que el consumo de Lactobacillus plantarum DR7 durante 8 semanas en adultos con niveles de estrés moderado reduce los síntomas de estrés (p = ,024), ansiedad (p= ,001) y el nivel de cortisol plasmático (p= ,005).

#estres #microbiota #medicinanatural #salud #probioticos

Descubrí nuestro Probiótico DailyLact MIIND

-----------------------

Bibliografía

1. Flores-Kanter P, Moretti L, Medrano L. A narrative review of emotion regulation process in stress and recovery phases. Heliyon. 2021; 7(6).

2. Nasso S, Vanderhasselt M, Demeyer I, De Raedt R. Autonomic regulation in response to stress: The influence of anticipatory emotion regulation strategies and trait rumination. Emotion. 2019; 19(3): p. 443-454.

3. Zheng L, Pang Q, Xu H, Guo H, Liu R, Wang T. The Neurobiological Links between Stress and Traumatic Brain Injury: A Review of Research to Date. Int J Mol Sci. 2022; 23(17).

4. Naranjo Pereira ML. Una revisión teórica sobre el estrés y algunos aspectos relevantes de éste en el ámbito educativo. Educación. 2009; 33(2): p. 171-190.

5. West N, Hughes L, Ramsey R, Zhang P, Martoni C, Leyer G. Probiotics, Anticipation Stress, and the Acute Immune Response to Night Shift. Front Immunol. 2021;(11).

6. Kramer A, Neubauer A, Stoffel M, Voss A, Ditzen B. Tomorrow's gonna suck: Today's stress anticipation predicts tomorrow's post-awakening cortisol increase. Psychoneuroendocrinology. 2019;(106): p. 38-46.

7. Luca M. Maladaptive Rumination as a Transdiagnostic Mediator of Vulnerability and Outcome in Psychopathology. J Clin Med. 2019; 8(3): p. 314.

8. Ávila J. El estrés un problema de salud del mundo actual. Rev.Cs.Farm. y Bioq. 2014; 2(1): p. 117-125.

9. Chong H, Yusoff N, Hor Y, Lew L, Jaafar M, Choi S, et al. Lactobacillus plantarum DR7 alleviates stress and anxiety in adults: a randomised, double-blind, placebo-controlled study. Benef Microbes. 2019; 10(4): p. 355-373.

Compartir