Envío Gratis en compras mayores a $20.000 en CABA, GBA y resto del país para compras mayores a $40.000
Envío Gratis en compras mayores a $20.000 en CABA, GBA y resto del país para compras mayores a $40.000

Mi Carrito

Subtotal
$0,00
Impuestos y envíos calculados en checkout
Consejos

¿Cómo me doy cuenta si me hace efecto el consumo de probióticos?

Por MSc Lavanda, Ivana y MSc Carrazana, Carla

Investigación y Docencia, Fundadoras de Nutrir en Red-

 

📢 Seguramente ya habrás escuchado hablar de la microbiota, esta comunidad de microorganismos vivos, predominantemente bacterias, presentes en distintas partes de nuestro cuerpo, por ejemplo, el intestino.

👁️‍🗨️ A estas bacterias, se las llama “comensales”, encargadas de evitar la invasión de microorganismos patógenos y de mantener junto con el sistema inmunológico, el equilibrio en nuestro cuerpo, por ejemplo, de la barrera intestinal.

⚠ Sin embargo, el estilo de vida que llevemos (fumar, consumo de alcohol), la exposición a factores ambientales (plaguicidas, pesticidas, xenobióticos en general), y/o un funcionamiento deficiente de un órgano en particular, genera muchas veces una reducción y pérdida de diversidad de estas bacterias buenas, siendo muy difícil para ellas detener la invasión de bacterias patógenas u oportunistas.

🔎 Las personas con algunas enfermedades como las inflamatorias intestinales (SII), autoinmunes (Tiroiditis de Hashimoto, celiaquía), metabólicas (diabetes tipo 1, obesidad), entre otras, muestran una menor diversidad de bacterias, corriendo el riesgo de sufrir un desequilibrio o disbiosis.

😩 Este desequilibrio lo vemos reflejado en síntomas que muchas veces naturalizamos como, Afecciones del tracto gastrointestinal (diarrea, estreñimiento), del sistema inmunológico (alergias) o del sistema nervioso central (migrañas, estrés, ansiedad, insomnio).

🛎️ Para volver a un equilibrio entre bacterias, una de las estrategias que podemos realizar, es el consumo de probióticos.

🦠 Los probióticos son microrganismos vivos, principalmente bacterias, que confieren un beneficio a la salud cuando se los administra en cantidades adecuadas.

💡 Dentro de sus funciones, modulan el crecimiento o la supervivencia de las bacterias en la luz intestinal, mejoran la función de barrera de la mucosa intestinal, mejoran la digestión y la función nerviosa, modulan el sistema inmune, optimizan la absorción de minerales, ayudan a reducir los niveles de colesterol, e incluso pueden producir nutrientes vitales, incluida la síntesis de varias vitaminas como la B12 y K.

Existen muchos tipos de probióticos y no todos sirven para lo mismo. Cada uno está compuesto por diferentes familias, género, especie (cepa), y así como la dosis a ser administrada son, aspectos importantes para tener en cuenta a la hora de elegir un suplemento de probióticos.

👀 Actualmente, la mayoría de los productos probióticos se desarrollan con bifidobacterias y, lactobacilos. Otras cepas probióticas prometedoras incluyen los géneros bacterianos Bacillus, Escherichia y Propionibacterium y algunos otros géneros de levadura, principalmente Saccharomyces.

⌛ Tras ingerirlos, los probióticos deben atravesar y superar diferentes etapas hasta llegar, sobrevivir e implantarse en la mucosa intestinal, y así ejercer sus funciones.  Es por esto que el tiempo para empezar su efecto varía y es difícil de precisar, aunque la evidencia indica que no suele ser demorar/tardar mucho y en aproximadamente un mes se logra, de forma muy subjetiva, sentir el comienzo de la mejora de los síntomas.

🔬Por ejemplo, el consumo de Lactobacillus plantarum DR7 en 8 semanas en adultos con niveles de estrés moderado evidenció reducir los síntomas de estrés, y ansiedad. Mientras que los Lactobacillus brevis y Pediococcus acidilactici durante 6 semanas han mostrado reducir la inflamación severa en personas con gingivitis.

😊 ¡Entonces a tener paciencia y constancia!

⚠️ Pero a no olvidarse que siempre su consumo debe estar acompañado de un estilo vida saludable. Y siempre comenzando con la alimentación, por eso:

👉 Consumí alimentos antiinflamatorios y antioxidantes con contenido de polifenoles que actúan como prebióticos para hacer crecer los probióticos consumidos en los suplementos. Estos fitoquímicos están presente en frutos rojos, como arándanos, frutilla, y en el cacao amargo.

👉 ¡Recordá controlar tus niveles de estrés! Descansá, realiza actividad física o actividades recreativas, como paseos o excursiones.

#salud #probiotico #microbiota #vidasana #alimentacion #estilodevida

Hace click acá y descubrí la línea de probióticos DailyLact

-------------------

Bibliografía

Azad MAK, Sarker M, Li T, Yin J. Probiotic Species in the Modulation of Gut Microbiota: An Overview. Biomed Res Int. 2018 May 8;2018:9478630. doi: 10.1155/2018/9478630.

Bermúdez-Humarán LG, Salinas E, Ortiz GG, Ramirez-Jirano LJ, Morales JA, Bitzer-Quintero OK. From Probiotics to Psychobiotics: Live Beneficial Bacteria Which Act on the Brain-Gut Axis. Nutrients. 2019 Apr 20;11(4):890. doi: 10.3390/nu11040890.

Chen Y, Cui W, Li X, Yang H. Interaction Between Commensal Bacteria, Immune Response and the Intestinal Barrier in Inflammatory Bowel Disease. Front Immunol. 2021 Nov 11;12:761981. doi: 10.3389/fimmu.2021.761981.

Chong H, Yusoff N, Hor Y, Lew L, Jaafar M, Choi S, et al. Lactobacillus plantarum DR7 alleviates stress and anxiety in adults: a randomised, double-blind, placebo-controlled study. Benef Microbes. 2019; 10(4): p. 355-373.

Food and Agricultural Organization of the United Nations and World Health Organization. Health and nutritional properties of probiotics in food including powder milk with live lactic acid bacteria. World Health Organization [online], (2001).

Halverson T, Alagiakrishnan K. Gut microbes in neurocognitive and mental health disorders. Ann Med. 2020 Dec;52(8):423-443. doi: 10.1080/07853890.2020.1808239.

Hill, C., Guarner, F., Reid, G. et al. Declaración de consenso de la Asociación Científica Internacional de Probióticos y Prebióticos sobre el alcance y el uso apropiado del término probiótico. Nat Rev Gastroenterol Hepatol 11, 506–514 (2014). https://doi.org/10.1038/nrgastro.2014.66

Jäger R, Purpura M, Farmer S, Cash HA, Keller D. Probiotic Bacillus coagulans GBI-30, 6086 Improves Protein Absorption and Utilization. Probiotics Antimicrob Proteins. 2018 Dec;10(4):611-615. doi: 10.1007/s12602-017-9354-y.

Montero E, Iniesta M, Rodrigo M, Marín M, Figuero E, Herrera D, et al. Clinical and microbiological effects of the adjunctive use of probiotics in the treatment of gingivitis: A randomized controlled clinical trial. J Clin Periodontol. 2017; 44(7): p. 708-716.

Sanders, Mary Ellen. "How do we know when something called “probiotic” is really a probiotic? A guideline for consumers and health care professionals." Functional Food Reviews 1.1 (2009): 3-12.

Suez J, Zmora N, Segal E, Elinav E. The pros, cons, and many unknowns of probiotics. Nat Med. 2019 May;25(5):716-729. doi: 10.1038/s41591-019-0439-x.

Valdes AM, Walter J, Segal E, Spector TD. Role of the gut microbiota in nutrition and health. BMJ. 2018 Jun 13;361:k2179. doi: 10.1136/bmj.k2179.

Wieërs G, Belkhir L, Enaud R, Leclercq S, Philippart de Foy JM, Dequenne I, de Timary P, Cani PD. How Probiotics Affect the Microbiota. Front Cell Infect Microbiol. 2020 Jan 15;9:454. doi: 10.3389/fcimb.2019.00454.

Compartir